Seleccionar página

1-FALTA DE AUTORIDAD

¿Te imaginas a Julio Iglesias vendiendo sus propios discos?¿No verdad? El hecho de que no tuviese una discográfica o personal que pudiera hacer esto por él nos daria la sensación de ser un cantante poco importante o que está empezando.
Entonces,¿Còmo verías llamar tú mismo a los clientes a los que quieres vender tu producto/servicio?¿Tendría sentido para ti, que hiciera esas llamadas alguién que se presenta como parte de tu equipo y cierra esas ventas por ti? ¿Crees que te daría, más o menos autoridad contar con un equipo de closer de ventas?

2-FALTA DE TIEMPO

Cuantas veces al día te dices…»no tengo tiempo para…” «No soy capaz de hacer todo lo que tengo que hacer”…
¿Si tuvieras que postergar una tarea en tu negocio cual sería, la venta quizás?Pués sería el error más grave que pudieras cometer.Sin ventas no hay paraíso.
No sòlo tendrías que sacar tiempo para hacer esas llamadas y escuchar atentamente a tu cliente, tendrías que hacer un seguimiento de aquellos que te dijeron que quizás en otro momento, que tenían que consultarlo con su esposo o aquellos que tenían que ver financiación con su banco…¿Te apetecería realmente dedicar tu tiempo a hacer todo esto?¿O prefieres dedicárselo a tu producto/servicio?
El tiempo no se puede comprar, pero si podrías comprar el tiempo de otras personas que estarían encantados de hacer estas llamadas por ti.
Además hay una buena noticia, las personas que se dedican al cierre de ventas sòlo cobran si tú obtienes resultados.

3-FALTA DE FORMACIÓN

Un closer de ventas tiene la misma responsabilidad que cualquier otro profesional, tiene que formarse, actualizarse y AMAR lo que hace. Cada cliente es diferente y debes analizarlo durante la llamada para saber cómo cerrar esa venta según su personalidad.
Quizás puedas echar mano de lo aprendido en  tus clases de ventas en el colegio o de las de técnicas avanzadas en ventas del instituto.Probablemente tengas más recientes aquellas de còmo vender por internet que aprendiste en la universidad…
O quizás, seas ese 99% de la población que tendrá que invertir en formación porque te tiemblan las piernas sòlo de pensar en hacer una llamada de ventas.

4-APEGO EMOCIONAL A TU PRODUCTO

Según las estadísticas,de cada diez llamadas que hagas, sòlo una o dos te dirán que si, si tú producto es bueno y sabes cerrar esa venta.
¿Estás preparado para recibir muchos NOES?¿O perderás la ilusión, la confianza o incluso el hambre?
Si el producto/servicio que vendemos es el nuestro propio, nuestro ego puede jugarnos una mala pasada( y todos lo tenemos, aunque a veces lo controlemos). Podemos entender que nos están diciendo que NO a nosotros y llevárnoslo al terreno personal.
Con frecuencia un NO, puede terminar en un SI, si analizamos de forma imparcial lo que el cliente nos transmite y lo que ha ocurrido durante la llamada. Quizás el producto es fantástico pero debemos mejorar la claridad de nuestro mensaje, las facilidades de pago, el copy…

Las ventas en una empresa multiplican los resultados.Si mi producto vale 1000€ y no vendo nada… mi producto no vale nada
Si mi producto vale 1000€ y tengo 2 ventas… mi producto vale 2000€
Así que si o si, tenemos que prestarle atención a las ventas.
Si no nos gustan, dediquémonos a lo que nos gusta y dejemos que otras personas que aman hacerlo, lo hagan por nosotros.

¿Hablamos?